viernes, 9 de diciembre de 2011

LA NAVIDAD TIENE ESAS COSASSSS....


Como habrán notado la calle está imposible estos últimos días. Y generalmente es así todos los diciembres de todos los años de nuestras vidas. Calor, gente corriendo, señoras con bolsas de regalos, mujeres con niños en los shoppings que hacen hasta una hora de cola para sacarse una foto con Papa Noel. La parte del año en que deberíamos relajarnos más porque se acercan las vacaciones se convierte en un sinfín de stress y corridas. Corridas para aprovechar descuentos, para ir a donde están las ofertas y no perdernos las facilidades de pago que nuestra tarjeta de crédito amiga nos ofrece.
A veces nos volvemos un poco locos con todo esto. Yo por ejemplo pierdo mucho tiempo haciendo todas las compras de regalos, y no porque no me guste hacerlo, sino porque no puedo disfrutarlo. Me gusta salir y elegir un buen regalo, pensar en algo que le guste a la otra persona, algo que desee o simplemente que la sorprenda. Muchas veces entre tantas colas, tanta gente comprando como loca no puedo decidir tranquila y entro y salgo de los shoppings hasta 3 veces en una hora. Si, soy insistente…pero la cosa no cambia, la gente sigue siendo la misma cantidad y la locura no merma.
En fin, creo que la clave es ir de a poco, con los regalos pensados (dentro de lo posible) porque sino uno termina comprando cualquier otra cosa que lo que fue a buscar  realmente (ir a un shopping con dinero es como ir a un supermercado con hambre, nos podemos llagar a llevar todo…lo innecesario).
Les propongo algo. Tiremos ideas, tips, consejos que les hayan servido a ustedes o